Inicio > Bienestar > CORONAVIRUS: LO QUE ESTÁ EN NUESTRAS MANOS

CORONAVIRUS: LO QUE ESTÁ EN NUESTRAS MANOS

¿Otra vez el coronavirus? Qué pesados, de verdad. Es trending topic en nuestras vidas, todos bromeamos cuando oímos a alguien del trabajo cuando le escuchamos la más mínima carraspera. Porque así somos en este país: bromeamos y seguimos adelante, sin miedo, pero con responsabilidad y valentía. “Lo que tenga que ser será” “si es como una gripe”… 

Aunque estemos bombardeados por los medios con este tema, te pido por favor que dejes lo que estés haciendo durante 5 minutos y leas esto.

Estamos ante una situación comprometida para la salud pública, ahora mismo la prioridad de los organismos públicos es la contención del virus y eso sí está en nuestras manos.

No se trata de alarmase, se trata de sentido común. Entre todos y todas, y con una serie de medidas muy sencillas, podemos reducir significativamente el impacto del ya conocido coronavirus.

En nuestro día a día llevamos a cabo miles de actividades, nos transportamos, tenemos reuniones de trabajo, compartimos espacio con otras personas… eso es inevitable y es sano seguir haciéndolo, pero, ¿qué está en nuestras manos? Está en nuestras manos actuar con responsabilidad y sentido común, sin alarma social.

COSAS DEL DÍA A DÍA

Hay que tener clara una cosa: tenemos que lavarnos las manos. Es fundamental introducir en nuestra rutina diaria el lavado de manos, ya sea con agua y jabón o con gel desinfectante con base alcohólica. Hay que hacerlo tanto para prevenir infectarnos como para servir de vehículo para el virus. Debemos lavarnos las manos antes de tocarnos la cara, antes de comer, tras movernos en transporte público, antes y después de ir al servicio… y hay que lavarse las manos bien: de 40 a 60 segundos y en todos los rincones, como nos enseñaron de pequeños y como le enseñamos a nuestros hijos e hijas (ver cartel lavado de manos).

Es importante también identificar unos objetos clave y hábitos que nos acompañan en nuestro día a día y que nos facilitan la vida:

Móvil: ese gran compañero, táctil, que nos dice la hora, quién nos habla o cual es nuestra próxima tarea. Hay que limpiarlo con frecuencia, ya que si desinfectamos nuestras manos y cogemos el móvil que antes hemos estado mirando y tocando en el metro… de poco sirve, ¿no?

Gafas: ojos que no ven… pues te colocas las gafas. El puente de las gafas es otra clave a tener en cuenta para limpiarlo de vez en cuando. Aunque hay que decir que si tienes que elegir entre gafas o lentillas, mejor gafas, ya que el ojo está menos expuesto y más protegido.

Chicle, caramelos y tabaco: crónicas de cosas que van de nuestras manos a la boca. Repetimos, higiene, higiene e higiene. Aunque fumar no es recomendable nunca, ahora es mejor hacerlo con menos frecuencia y con una higiene de manos adecuada, o aprovecha para dejarlo…

Ratón, teclado y teléfono: hoy en día nadie se aleja mucho tiempo de estos objetos y menos en el trabajo, hay que seguir las mismas pautas que con el teléfono móvil ya que estamos mucho tiempo en contacto con estas herramientas.

Pelo: ¿Quién no se mira en un espejo o en un cristal para ver si tiene el pelo bien? Y después de eso hay que colocárselo, claro está. Guapos y guapas siempre. Pues bien, es otra cosa que hacemos repetidamente a lo largo del día. La solución no es dejar de hacerlo, sino saber cuándo y con higiene.

Maquillaje, anillos y pulseras: o cualquier otro objeto o complemento que dificulte la higiene y sirva de lugar donde el virus esté cómodo para quedarse.

– También es conveniente evitar saludar con dos besos (ni con uno…) y mantener distancias de un metro o metro y medio con el resto de personas. No es ser borde, es solo temporal.

Y ya está. Sencillo, ¿no? Estas son las principales recomendaciones, para la población en general, que derivan de una sola cosa: Lavarnos bien las manos y a menudo.

¿ENTONCES CUAL ES EL PROBLEMA?

Ahora bien, entonces, ¿por qué nos preocupa tanto que esto se extienda, si es similar a una gripe (tos, fiebre, dificultad respiratoria) y mucha gente lo pasa pensando que es un catarro? Pues es sencillo: porque está lo que llamamos población de riesgo, que es más vulnerable a que el cuadro clínico se complique y tenga efectos perjudiciales. Así que todos los que no pertenecemos a esta población tenemos la obligación de protegerles y ellos, de ser cautos.

-Personas mayores

-Enfermedades cardiovasculares previas

-Patologías respiratorias

-Diabetes

-Inmunodeficiencia

-Embarazadas

Si perteneces a alguno de estos grupos de población debes extremar las precauciones. ¿Cómo? Prestando atención a tu estado de salud, por ejemplo. Evitando mantener contacto con personas que muestren síntomas como tos o fiebre. Y lo más importante: Avisando a los demás, empezando por tu responsable en el trabajo o al servicio de prevención de tu empresa. Porque si los demás no lo sabemos, no podemos ayudarte.

¿CÓMO ACTUAR?

Desde Trama apostamos por la información como principal medida preventiva: si presentas síntomas como fiebre, tos o dificultad al respirar o lo observas en los usuarios y usuarias, comunícaselo a tu coordinador o coordinadora, aunque sea un simple resfriado.

Puedes hablar con tu responsable para organizar el trabajo de una forma lo más preventiva posible, siempre asegurando el cumplimiento de las necesidades del servicio, por ejemplo, priorizando tareas administrativas siempre que se pueda.

También, si has viajado a alguna de las zonas de riesgo o has estado en contacto con alguien que lo haya hecho o que, sin haber viajado, haya sido positivo en el diagnóstico de coronavirus, comunícaselo cuanto antes a tu coordinador o coordinadora para tomar las medidas oportunas. Si cumples estas premisas y además muestras síntomas contacta telefónicamente con el 112.

Por otra parte, nuestros centros se desinfectarán con lejía con el fin de mantener el espacio de trabajo lo más limpio y seguro posible.

Por último, es fundamental mantenerse informado e informada de una manera sana, fiel y evitando caer en prejuicios o bulos. La mejor forma de informarse y de actuar es de acuerdo con la OMS y con el Ministerio de Sanidad, además de otros organismos oficiales.

Aquí os dejo algunas preguntas y respuestas muy sencillas y comunes sobre el coronavirus.

Y algo que nos viene bien a todos y todas: Cuando y quién debe usar mascarilla.

Como resumen, no se trata de dejar de hacer cosas y de salir a la calle, sino de ser conscientes de las cosas que hacemos día a día y que pueden poner en riesgo nuestra salud y la de terceros.

Entre todos y todas podemos acabar con el coronavirus con sentido común y un poco de nuestra parte: ESTO SÍ ESTÁ EN NUESTRAS MANOS.

SERVICIO DE PREVENCIÓN
de Asociación Centro Trama

Eva López-Sanz: Telf. 695785527 serviciodeprevencion@trama.org

Ángela Sánchez: angela.sanchez@trama.org

C/ Francisco de la Fuente, 3. 28031 – Madrid
Valora la utilidad de este post
5/5