Inicio > Desarrollo de software > Me dijeron “Métele más diseño” ¿ahora qué hago?

Me dijeron “Métele más diseño” ¿ahora qué hago?

Es un jueves por la tarde, te esforzaste toda la semana en tu propuesta, investigaste por dos días enteros sobre el proyecto de tu cliente, escogiste la paleta de colores perfecta y de paso te estás luciendo usando elementos y detalles que aprendiste hace poco. Todo es perfecto, el mundo es maravilloso, llega tu jefe y escuchas las bellas palabras ¿Cómo que algo le falta no? Métele más diseño

Tu corazón empieza a fracturarse, y todo lo que puedes articular es ¿A qué te refieres con más diseño? y para el golpe de gracia te dicen No sé, pero tu eres la creativa con eso tus ilusiones y esperanzas destruidas en tan solo un segundo.

Así se siente uno por dentro :’c

Esto me pasa algo seguido con mis diseños, hago mucho uso del menos es más y de las guías de material design, y puedo reconocer que a veces sí parece que me voy yendo al extremo del minimalismo, todo por querer una interfaz limpia y bonita. Es normal para mi escuchar la bendita frase que se ha vuelto un chiste en la oficina, a tal punto que también la tenemos en otros sabores como Métele más UX.

Es frustrante a veces, porque al final esa frase no aporta nada, solo genera algo de incertidumbre dentro de nuestra cabeza, “¿A caso se refiere a la tipografía? ¿O tal vez es el tamaño de las fotos? ¿Son los colores? ¿Son muchos o son pocos, no sé?”.

Y entonces… ¿Cómo podemos luchar contra este Thanos de frase que desintegra nuestro diseño? Bueno, no tengo una respuesta 100% correcta, pero lo que SÍ tengo son unos consejos que te ayudarán a obtener información para descifrar este complejo mensaje de tres palabras.

Haz preguntas

Photo by Ken Treloar on Unsplash

Hablando se entiende la gente, pero a veces no encontramos las palabras adecuadas para articular lo que estamos pensando o sintiendo. Preguntar ¿A qué te refieres con Más diseño? es un buen inicio, pero no te va ser suficiente para hacer que esa persona saque la sopa, es una pregunta que termina siendo igual de vaga si es que no saben exactamente lo que no les parece, es normal que la respuesta a esa pregunta sea No sé, pero no me llama / gusta / no me parece,  es aquí cuando nuestras habilidades de detective van a venir útiles.

Las preguntas deben de guiar a algún punto específico del diseño, entre más específica sea la pregunta, mejor. Las preguntas que frecuentemente uso son las siguientes:

¿Qué es lo que no te parece?

Todo mundo se cree un crítico, todos quieren dar su opinión y esta siempre es correcta. A veces los errores que se ven son porque lo que se está viendo no va con los gustos estéticos de la persona o definitivamente no va con el estilo del producto final, así que un review rápido puede decirte lo que no está cuadrando.

¿Qué piensas de esta imagen / elemento / ícono / etc?

A veces un pequeño detalle como un ícono puede ser la diferencia entre suficiente diseño o falta de diseño. Me suele pasar que no uso muchos elementos en mis diseños, entonces a veces las cosas que estoy usando están bien, tan solo falta decorarlas más o usar más colores, acomodarlas diferentes o definitivamente cambiar la imagen principal. Por lo mismo siempre pregunto, si las cosas que estoy utilizando les parecen adecuadas, una por una.

¿Tienes / Tenías una idea de como quieres que se vea?

Instagram, facebook, youtube, twitter, tumblr, nos las pasamos viendo imágenes, hasta cierto punto nos saturamos al punto que solo ignoramos las cosas y vemos puros blobs de colores y texto, pero a veces algunos anuncios o gráficos captan nuestra atención y dejan una marca en nuestra mente. Puede suceder que tal vez para ese diseño que estás trabajando se les había ocurrido un estilo parecido al de alguno que vieron mientras navegaban en la internet, lo cual me lleva a mi siguiente punto.

Guarda referencias

Nop, no esa

No, no me refiero a los memes o todas las referencias que el Capitán América se la pasa entendiendo. Si alguna vez han dibujado de seguro han usado referencias, en mi caso me la paso viendo fotos de ropa y animales para saber y entender cómo dibujarlos mejor.

Lo mismo sucede con el diseño, podemos intentar hacer cosas que vemos las grandes compañías y diseñadores profesionales, pero a veces no entendemos cómo aplicarlo, eso usualmente significa para mi que es tiempo de meterme a las redes e investigar estilos, formas, colores y demás, y una vez que logro procesar y entiendo lo que estoy buscando hacer, se vuelve una herramienta más en mi bolsita de trucos y estilos para cuando lo necesite.

Pinterest siempre es una buena fuente de referencias, pero no es la única opción, una rápida búsqueda en google podrá darte resultados que no encontrarías normalmente en esas redes sociales. Cosas como blogs, páginas de portafolios o foros están llenos de consejos y tutoriales que pueden servirte para aumentar tu acervo gráfico y tu capacidad creativa.

Lee o escucha

Photo by Thought Catalog on Unsplash

No me voy a cansar de repetir que hay que leer, es de lo más importante para nuestro crecimiento y desarrollo profesional. Y con leer no me refiero solo libros, actualmente estoy suscrita a dos newsletters de dos diseñadores (David Kadavy / Learn UI Design)  y un fotógrafo (Creative Caffeine), en sus correos hablan sobre cómo resuelven algunos problemas de diseño o como se aproximan a su proceso creativo, todos esos tips e ideas pueden ayudarte con un proyecto actual o, como en el tip anterior, te servirá para agregar un truco a tu bolsa.

También hoy en día se están produciendo muchos podcasts, y estos newsletters que sigo tienen uno, así que es un buen bonus para cuando no tengo tiempo de leer o quiero escuchar algo mientras trabajo.

Defiende tu diseño

Algo así como en Game of Thrones. Tomada de: http://www.medievalists.net/2017/11/trial-combat-bloody-business-justice/

A veces no queda de otra más que mantenerte firme y armarte de capa y espada para defender tu visión. Cómo dije en uno de mis blogs pasados “somo diseñadores, no navajas suizas”, y como tales estamos preparados para explicar y justificar nuestra visión, debemos dar argumentos de porque lo que estamos haciendo es lo correcto, porque al final el diseño debe de ser funcional y llevarse a cabo ciertas especificaciones.

Puede ser algo difícil al inicio y muuuy intimidante, pero es justo y necesario, por más que la persona nos diga que no está bonito o que no le gusta, el diseño al final no es para uno y al que debe de agradarle es al cliente o al público del cliente. Cómo dije en el incio de este blog, puede ser que lo que se esté trabajando no va con las preferencias estéticas de quien te esta diciendo Métele más diseño pero en el diseño a veces tenemos que dejar eso de lado y hacer lo que es mejor para el proyecto y no para complacer al cliente que quiere que su perrito se vea en todos los diseños porque Firulais es parte de la familia.

Es posible llegar a un acuerdo también, después de todo el cliente manda (a veces) y es ahí cuando llega el reto de hacer algo que pueda complacer a ambas partes y genere un mejor entendimiento de la visión del cliente junto con el diseñador.

¿Ustedes tienen algunos tips para manejar esta frase? ¿O tienen su propia variante que también los vuelve locos?

Espero este pequeño escrito les sea de ayuda o por lo menos les sirva de entretenimiento.

Nos leemos a la siguiente, Vixy.

The post Me dijeron “Métele más diseño” ¿ahora qué hago? appeared first on Desarrollo de software.