Inicio > Musculación > ¿Es cierto que el agua oxigenada puede ayudar a la recuperación muscular?

¿Es cierto que el agua oxigenada puede ayudar a la recuperación muscular?

Todos buscan un camino más rápido para alcanzar los objetivos de acondicionamiento físico, y las marcas satisfacen la demanda con productos que prometen soluciones fáciles. Recientemente, el agua oxigenada ha estado haciendo dudar a más de uno.

Algunas marcas afirman que su agua oxigenada es más efectiva para ayudar a recuperarte después de una sesión de entrenamiento, incluso más que un vaso de H2O. ¿Es saludable esta tendencia?

En primer lugar, ¿qué es el agua oxigenada?

El agua oxigenada es exactamente lo que parece: agua con oxígeno extra infundido. La idea detrás de este agua es que proporcionar más oxígeno al cuerpo podría mejorar potencialmente el rendimiento deportivo y la recuperación. Incluso hay algunas marcas que afirman que el O2 adicional también podría ayudarnos a concentrarnos mejor.

Para comprender realmente cómo se ve esto desde una perspectiva científica, es importante recordar la estructura molecular básica del agua: dos átomos de hidrógeno por cada átomo de oxígeno.

Siguiendo esta lógica, el agua oxigenada tiene más átomos de oxígeno, lo que arroja esa proporción 2: 1 por la ventana. Los defensores del agua oxigenada afirman que tener más oxígeno en la sangre y el cuerpo puede mejorar la energía y el metabolismo y neutralizar el ácido en el torrente sanguíneo, ya que el agua tiene un pH neutro, lo que ayuda a mejorar la recuperación post-entrenamiento.

¿Es realmente mejor que el agua normal?

El agua oxigenada no puede aportar ninguna ventaja de oxígeno cuando realizamos ejercicio físico. Respirar durante el ejercicio (o jadear, en algunos casos) es una forma importante de mantener nuestra resistencia, calmar nuestro corazón acelerado y aumentar nuestro rendimiento, pero tiene un límite.

Solo podemos tomar del 5 al 10% de oxígeno debido a un límite biológico de absorción. En una línea de base, una persona sana tiene 97 a 99% de oxígeno unido a la hemoglobina solo por respirar aire, y ese nivel se mantiene constante, incluso durante un entrenamiento intenso.

Entonces, cuando nuestro cuerpo necesita más, no se convierte en agua embotellada. Más bien, se da cuenta por sí solo. Nuestro cuerpo aprovecha el metabolismo anaeróbico y el producto final es el lactato. El metabolismo anaeróbico ocurre cuando nuestros cuerpos queman carbohidratos para obtener energía cuando el oxígeno no está fácilmente disponible; la falta de oxígeno en el torrente sanguíneo provoca la acumulación de lactato, lo que conduce a la fatiga muscular.

A medida que nos hacemos más fuertes y desarrollamos resistencia, nuestro cuerpo recurre al metabolismo aeróbico porque nos volvemos más eficientes en el uso de oxígeno (y, por lo tanto, no sentimos palpitaciones ni molestias). Mientras más entrenado estés, más tiempo mantendrás el metabolismo aeróbico. Una botella de agua oxigenada tendría menos oxígeno que la cantidad que se obtiene al respirar.

Es bastante claro que nuestro cuerpo no necesita este tipo de agua para hacer su función, incluso si los fabricantes de agua oxigenada afirman que el agua está infundida con «siete veces más oxígeno» que el agua normal.

La absorción también juega un papel aquí, ya que el oxígeno se absorbe en el torrente sanguíneo a través de los pulmones, y no a través de nuestro tracto gastrointestinal. Un estudio de noviembre de 2001, publicado en el European Journal of Medical Research, descubrió que aunque el tracto gastrointestinal tiene el potencial de absorber oxígeno a través de la vena porta hepática, solo se ha probado en conejos.

Estas son las mejores formas de recuperarte después de un entrenamiento

Dado que el agua oxigenada no es tan beneficiosa como parece, puedes encontrar métodos de recuperación más efectivos en tu cocina. Además de, bueno, respirar y beber agua a la antigua usanza, los expertos también recomiendan probar lo siguiente.

Agua de coco

Con un entrenamiento más corto, el agua funcionará bien para ayudar a que tus músculos sanen. Sin embargo, si realizas una sesión de ejercicio súper intenso durante más de una hora, como una media maratón, es posible que debas reponer electrolitos. Igual de importante es para los entrenamientos de verano, ya que tendemos a sudar más. En lugar de buscar una bebida deportiva llena de azúcar, te recomiendo agua de coco, una fuente natural de esos electrolitos necesarios.

Potenciadores de electrolitos

A veces, el agua puede volverse aburrida y monótona, especialmente si está bebiendo más gradualmente. Para hacerlo un poco más interesante, te aconsejo mezclar algunos refuerzos de electrolitos a tu botella de agua o batidos. Por ejemplo, puedes probar las pastillas Nuun con electrolitos.

Meriendas con proteínas y carbohidratos

Para cuando tengas hambre después de un entrenamiento, una clase de boxeo u otra actividad, elige una merienda alta en proteínas que también incluya carbohidratos saludables para ayudar a reconstruir los músculos y promover la recuperación. Entre las opciones se incluyen rodajas de manzana con mantequilla de cacahuete o un batido de proteínas con fruta entera.

The post ¿Es cierto que el agua oxigenada puede ayudar a la recuperación muscular? appeared first on Lifestyle.