Inicio > Musculación > Después de estar al sol: ¿aftersun o crema hidratante?

Después de estar al sol: ¿aftersun o crema hidratante?

Si has llegado a este artículo puede ser que estés desesperado por saber si el bote de crema hidratante que tienes en casa puede aliviar el dolor de las quemaduras del sol. La aplicación de protección solar es muy importante, tanto para evitar el cáncer de piel como para no sufrir quemaduras o envejecimiento de la dermis. Aun así, si no reponemos cada dos horas o usamos un factor de protección inferior al recomendable, muy posiblemente volvamos a casa como si fuésemos una gamba. Estar rojos no es algo de lo que debamos presumir, y mucho menos debería ser tu principal motivación para ponerte al sol.

El Aftersun parece que es un producto pensado en vender más, y que una crema hidratante normal puede servir. ¿Es esto cierto? ¿Qué propiedades tiene realmente?

Aftersun: un buen aliado para tu piel

Desde ya te digo que es muy recomendable incluir un bote de Aftersun en tu neceser o bolsa de la playa. Los filtros UVA/B solo consiguen el 50% de la fotoprotección adecuada, por lo que después de una exposición al sol debemos aplicarnos esta crema «milagrosa». Seguro que tú también has pensado en que la crema hidratante que tienes en casa puede servirte, pero lo cierto es que no tienen nada que ver.
Una crema corriente no llega a cubrir todas las necesidades de la piel después de hacer estado vuelta y vuelta encima de una toalla.

Con el Aftersun no solamente recuperamos el agua que hemos perdido con el sudor, sino que también alivia el quemazón, refresca, nutre la piel, calma la tirantez, repare el daño celular y combate el fotoenvejecimiento. Tanto si quieres volver a la playa al día siguiente como si vas a estar en casa llorando del dolor, aplícate Aftersun para notar un gran alivio.

En este mejunje encontramos activos con propiedades hidratantes, calmantes, antioxidantes y regeneradoras, como pueden ser el ácido hialurónico, la glicerina, la urea, la alantoína, la centella asiática, el aloe vera o el pantenol. Además, al igual que sucede con los productos de protección solar, existen diferentes formatos: loción, leche, crema o spray.

¿Cómo aplicarlo adecuadamente?

Muy posiblemente lleves toda la vida aplicándote mal el Aftersun.

Lo primero que debes hacer es eliminar el cloro, la sal y la arena. Por lo que es mejor aplicarlo en casa, después de ducharnos. Cuanto más limpios tengamos los poros, más penetrará y mayor efecto encontraremos.
De manera muy sutil y suave, usa un gel de baño con exfoliante para todo el cuerpo y un tónico limpiador para la cara. No frotes como si no hubiera un mañana, hazlo suave porque la piel está débil. Al acabar, sécate con una toalla, dando toquecitos y presionando ligeramente.

Ahora es el momento de aplicar el Aftersun. Normalmente, los botes son grandes para que no tengas miedo en aplicar una cantidad generosa sobre la piel. Masajea hasta que se absorba y deja que se seque completamente antes de ponerte la ropa.

Un consejo: mételo en la nevera para que notes aún más el frescor al aplicarlo.

Te dejo aquí la opción que más me gusta a mi. Ecran dispone de un producto de gran tamaño, a un precio muy asequible. También lo puedes encontrar en algunos supermercados.

The post Después de estar al sol: ¿aftersun o crema hidratante? appeared first on Lifestyle.