Inicio > Nutricion > Corvina Crianza de Nuestros Mares (Argyrosomus regius)

Corvina Crianza de Nuestros Mares (Argyrosomus regius)

La morfología exterior de las corvinas Crianza de Nuestros Mares se caracteriza por tener una piel cubierta de escamas de tamaño mediano, de color gris plomizo plateado, con reflejos de tonalidades pardas. Las aletas destacan al ser más oscuras que el resto. Las agallas de estos pescados presentan una tonalidad mate y una coloración granate. Resultan fáciles de mirar levantando el opérculo, que puede ser plateado y brillante o con manchas naturales oscuras. La cabeza representa una parte importante del tamaño total de este pez de cuerpo alargado y ojos pequeños.

Las corvinas Crianza de Nuestros Mares solo pueden ser criadas en las aguas en abierto ubicadas en las zonas costeras del litoral español mediterráneo. Lograr los niveles óptimos de salinidad es una de las condiciones necesarias. La temperatura es otro factor determinante para el éxito de nuestras corvinas. Para la reproducción, las hembras pueden llegar a superar el medio millón de huevos que, tras la fertilización, alcanzan un tamaño de unos 0,9 mm de diámetro. Es importante que, en su primera fase, su alimentación se base en organismos vivos microscópicos, como rotíferos y artemia. Así llegan hasta la etapa juvenil, en la que están listas para que su dieta se componga de piensos elaborados a base de ingredientes naturales, procedentes del mar y de la agricultura terrestre.

Más…